32 estudiantes de la Facultad de Ingeniería, de la Universidad Autónoma de Querétaro, inauguraron la Exposición Colectiva de Fotografías que llevaron a cabo para exponer los conocimientos y técnicas que adquirieron durante las materias optativas de fotografía niveles uno y dos, que se ofreceN en esta unidad académica como parte de su formación integral.

 

En la muestra se expusieron alrededor de 200 fotografías, las cuales abordaban diversos temas como retrato, macro, paisaje, deportes, fotoperiodismo y fotografía documental.

 

En la inauguración, el Dr. Gilberto Herrera Ruiz, rector de esta Casa de Estudios, aseguró que estas actividades son resultado de una Facultad sana y seria, con mucha creatividad “ustedes no se dedican a esto de forma profesional, pero este trabajo es un ejemplo de todo lo que pueden lograr con dedicación”.

 

Por su parte, el Dr. Aurelio Domínguez González, director de Ingeniería, felicitó a los estudiantes y aseguró que las materias optativas que se imparten en esta Facultad complementan la formación del ingeniero, el arquitecto y el diseñador, que requiere dominio, estrategia de la ciencia, pero también el elemento humanístico que dan las artes. “Las cosas, por muy pequeñas que sean, hay que hacerlas bien, y ahora con esta  muestra, se ve la gran labor que han hecho durante esta clase”.

 

También se contó con la presencia de la Dra. Rocío Peniche Vera,  titular de la Secretaría de la Rectoría; de la Mtra. Carmen Sosa Garza, secretaria Académica de esta Facultad; los doctores Omar Chávez Alegría y Juvenal Rodríguez Reséndiz, coordinadores de las carreras en Ingeniería Civil y en Automatización, respectivamente; y el Lic. Gybsan Villagómez Carrasco, profesor de la materia optativa de fotografía niveles uno y dos.

 

Además, la estudiante Denise Silva, en representación de sus compañeros, agradeció a los presentes por su asistencia y aseguró que en la colección se plasmó la afición de cada alumno, por lo que “la fotografía se ha convertido en una forma de acercarnos a nuestros pensamientos. Una foto no es sólo aplicar un botón, implica anteceder el evento y capturar un momento irrepetible; no es fácil, todo lo que aparece en la imagen tiene un propósito”.

 

La clase, dijo, fue un espacio en el que los estudiantes tuvieron la oportunidad desenvolverse en el aspecto artístico y emocional, que a su vez sirvió de desahogo para las presiones de la escuela, pues permitió retomar el lado creativo de cada uno para llegar al equilibrio.