Actualmente los avances que se han dado en el diagnóstico de enfermedades y evaluación/tratamiento controlado de pacientes, se ha dado gracias al aporte de la ingeniería electrónica, mecánica, eléctrica y computación en el desarrollo de nuevo instrumental médico y dispositivos para la administración automática de fármacos.

De esta manera, se han logrado consolidar líneas de desarrollo en la medicina actual como la imagenología y la instrumentación médica. Así mismo se vislumbra el aporte de la mecánica y electrónica para el diseño de prótesis y sistemas de rehabilitación asistidos por computadora.

Mientras que algunas de las áreas tradicionales de la ingeniería biomédica y sus innovaciones tecnológicas seguirán floreciendo, nos enfrentaremos a nuevos retos y oportunidades muy importantes. Hacer frente a estos retos y aprovechar las nuevas oportunidades que harán de ingeniería biomédica  la piedra angular para el futuro de los avances tecnológicos con aplicaciones a la investigación en la biología y la medicina, a la salud y a la prestación de asistencia sanitaria.

La gama de logros de la Ingeniería Biomédica va desde los dispositivos más sencillos como las muletas, zapatos de plataforma, dientes de madera, hasta las maravillas más modernas incluyendo los marcapasos, máquinas del corazón y pulmón, máquinas de diálisis, equipos de diagnóstico, tecnologías de proyección de imagen de todo tipo, y los órganos artificiales, implantables y las prótesis más avanzadas.

La ingeniería biomédica se define ampliamente como la aplicación de los principios de bioingeniería a la solución de problemas en medicina clínica y cirugía. Las contribuciones más visibles de la ingeniería biomédica a la práctica clínica abarcan la instrumentación para diagnóstico, terapia y rehabilitación.

En un mundo que necesita del talento de todos sus ciudadanos para salir adelante, los equipos y herramientas biomédicos tendrán un creciente valor social y económico, y muchos de ellos serán desarrollados por ingenieros biomédicos. En síntesis, la ingeniería biomédica es un factor de creciente importancia para mejorar la calidad de vida de la gente en las próximas décadas.