23131005_1596062517120077_4995804486130138081_n

El concreto autocompactable es más resistente a la compresión que el concreto normal, lo que permite una disminución de costos, estructuras confiables, mejor terminado y reducción en la contaminación acústica; estos fueron los resultados obtenidos en la investigación “Estudio de resistencia a la compresión para concreto autocompactable”.

El trabajo fue realizado por estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil de la Facultad de Ingeniería: Luis Ricardo Sarabia Sánchez, David Andrés Escalera Suárez, Alejandro Félix Rubio y Carlos Alberto Toribio Negrete, asesorados por el investigador Dr. Mario Trejo Perea.

Dicho análisis logró el primer lugar de la modalidad Ponencia Oral, nivel Licenciatura, en el Bloque “Ingeniería y Tecnología” del 5° Encuentro de Jóvenes Investigadores del Estado de Querétaro.

El universitario Luis Ricardo Sarabia explicó que el concreto convencional se compone de agua, cemento, agregados pétreos finos (arenas) y gruesos (gravas). En cambio, un concreto autocompactable tiene una disminución del 20 por ciento de gravas, contiene más arena y se le agrega un aditivo superplastificador, lo que le da una característica fluida y trabajable.

De acuerdo con el análisis efectuado, los estudiantes obtuvieron con el concreto autocompactable una mayor resistencia a la compresión ya que se logró una medición de 248.11 kilogramos sobre centímetro cuadrado frente a 208.07 kilogramos sobre centímetro cuadrado del convencional.

Además, ofrece otras ventajas, por ejemplo, es una solución viable debido al factor de fluidez lo que permite que sea casi innecesaria aplicar vibración y, por lo tanto, una importante reducción de ruido ocasionado por equipos vibratorios que originan contaminación acústica.

Este aspecto también repercute de manera económica, ya que se reduce el tiempo de construcción y la disminución de la mano de obra al requerirse de menos trabajadores que operen la maquinaria. También da certeza de contar con estructuras confiables y con un beneficio estético por su terminación. Asimismo, ayuda a reducir el uso de cemento Portland debido a su factibilidad para sustituirlo parcialmente por ceniza volante u otro tipo de aglutinantes.