33663034_1809846679074992_2561436173696237568_o

Por: Abiel Jiménez.

Con el fin de concientizar a los universitarios respecto al uso y consumo de agua, alumnos de Ingeniería en Automatización, Diseño Industrial y Arquitectura crearon el prototipo de un dispensador de agua electrónico, que ya se encuentra en uso y se ubica afuera del edificio de Rectoría de la Universidad Autónoma de Querétaro.

Karla Daniela Pérez, Marcos David Reséndiz Reséndiz, Francisco Javier Cruz Juárez, Alejandro Bárcenas Yépez, Juan Pablo Piña Suárez, Daniela Gutiérrez Gutiérrez y Carlos Vera Niño colaboraron junto con la Dirección de Vinculación con el Sector Productivo y la Coordinación de Educación Continua, asesorados por el Mtro. Moisés Martínez Hernández y la Mtra. Yerett Oliveri Rivera.

El proyecto surgió como parte del programa “Día Cero” de la Secretaría de Extensión Universitaria, en el marco del Día Mundial del Agua, que tiene como finalidad reflexionar en torno a la escasez y manejo del agua en la entidad y concientizar en torno a la posibilidad de una seria falta de suministro del vital líquido o Día Cero.

En este sentido, para poder acceder a un litro de agua potable es necesario insertar una moneda de 1, 2, 5 o 10 pesos en la ranura o bien introducir un envase de PET en el depósito. El donativo activa el mecanismo electrónico que permite liberar el líquido, ya sea para llenar una botella o cilindro, o bien tomarlo directamente del bebedero.

A los costados del dispensador se encienden luces LED que indican al usuario el lapso de tiempo para su uso (aproximadamente 40 segundos): al inicio la iluminación genera una secuencia de prendido y apagado lento, y a medida que se agota el tiempo el parpadeo de las luces se hace más rápido; cuando los LEDs se apagan por completo el sistema se detiene.

El dispensador puede ir conectado a la toma de agua regular, ya que en su interior tiene un sistema de filtrado y purificación de agua. Además, cuenta con un mecanismo de seguridad programado con un sistema GSM que monitorea constantemente la actividad, por lo que de darle mal uso u ocasionarle un acto de vandalismo envía a los profesores y alumnos a cargo del prototipo un mensaje de texto a su celular a manera de alerta.

Este desarrollo es producto de un trabajo multidisciplinario: los estudiantes de Automatización trabajaron en el diseño e implementación del circuito mínimo y los sensores para el funcionamiento del mecanismo electrónico; por su parte, los de Diseño trabajaron en la carcasa liviana e instalaron una maceta en la parte posterior para captar el líquido que llegara a derramarse.

El Mtro. Moises Martínez explicó que en etapas posteriores se buscará dotarlo de un sensor que indique si el depósito de PET está lleno, además de una cámara que ayude a monitorear en tiempo real el uso correcto del dispensador. De obtener resultados exitosos, se elaborarían más bebederos de este tipo para cada una de las distintas Facultades de la Universidad.