20429795_1504805162912480_4456623974974561197_n

Del 18 a 20 de julio la Facultad de Ingeniería (FI) de la Universidad Autónoma de Querétaro fue sede nacional del Workshop “Regional Weather Climate Modeling”, actividad en la que especialistas del Centro Nacional de Investigaciones Atmosférica (NCAR, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos capacitaron y actualizaron a investigadores mexicanos en el uso del modelo Weather Research por Forcasting (WRF).

El WRF es un modelo a mesoescala de última generación originado en E.U. y validado en diversas partes del mundo. Sirve para hacer pronóstico climático en función de datos de calidad: los datos de insumo -que son condiciones de la atmósfera y su comportamiento, las condiciones del suelo y la orografía- y los datos meteorológicos y climáticos actuales y pasados; en función de la combinación esos factores corre un modelo a base de ecuaciones que otorga gráficas legibles.

“La aplicación más básica que tiene es dar a conocer el pronóstico del tiempo a corto plazo. Sin embargo, tiene la ventaja de que si se usan datos de calidad en escala de décadas o más se puede hacer pronóstico para años posteriores; además validar, lo que pasó con los datos que se tienen a escala local para revisar temporadas pasadas y, de esa manera, validar los modelos para hacer proyecciones futuras”, detalló el Dr. Carlos Manuel Welsh Rodríguez, de la Universidad Veracruzana y coorganizador del workshop.

El taller surgió como parte de un proyecto de investigación que encabeza el Dr. Enrique González Sosa, académico de la Facultad de Ingeniería en el área de Hidrología y miembro de REDESCLIM; la enseñanza estuvo a cargo de los doctores Lawrence Buja, David Yates y Liu Changai.

La capacitación fue una colaboración entre la UAQ, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, la Red de Desastres Asociados a Fenómenos Hidrometeorológicos y Climáticos (REDESCLIM) y el Institut national de recherche en science et technologies pour l’environnement et l’agriculture (IRSTEA).

Participaron 20 expertos de distintas partes del país, de instituciones como la UAQ, el Concyteq, el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, la Universidad Autónoma de Zacatecas, la Comisión Nacional del Agua, la Universidad Veracruzana, Protección Civil de Veracruz, la Universidad Nacional Autónoma de México y el Centro Interamericano de Recursos del Agua.

Durante el curso participaron investigadoras Centro de Queretano de Recursos Naturales del Concyteq con el fin de aprender a usar el software y aplicarlo en un proyecto de investigación enfocado en la dispersión de contaminantes de las fuentes móviles en 5 ciudades: Querétaro, Morelia, Aguascalientes, Irapuato y San Luis Potosí.