40883811_1955997027793289_1549013546241622016_n

Por: Abiel Jiménez.

Con su trabajo “Comportamiento a la Fatiga de Mezclas Asfálticas Densas de Alto Desempeño”, el Ing. Vicente Aragón Ruiz, egresado de la Maestría en Ingeniería de Vías Terrestres y Movilidad, logró el Premio Nacional “Juan B. Puig de la Parra” a la Mejor Tesis de Posgrado, que otorga la Asociación Mexicana de Ingeniería de Vías Terrestres (AMIVTAC).

El reconocimiento de este trabajo fue por el aporte a la mejora de la normativa vigente de materiales para pavimentos en México, de la Norma N.CMT.4.04/08 a la N.CMT.4.04/17 de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, ya que con ello se cuenta con un mejor panorama de comportamiento al desempeño de la mezcla asfáltica densa y, por lo tanto, contribuye a la infraestructura carretera del país.

El ingeniero explicó que el proyecto tuvo su origen al estudiar las degradaciones que presentan los pavimentos, tales como la deformación permanente, la fisuración térmica y la fisuración por fatiga, que se dan principalmente por el incremento en el nivel de tránsito, las cargas por vehículo y la continuidad del tráfico; esto ha aumentado las exigencias sobre los pavimentos.

“Una de las degradaciones más importantes que se presentan en México es la fisuración por fatiga, en la que influyen diversos parámetros: contenido y tipo de asfalto, porcentaje de vacíos, temperatura del lugar y la estructura granulométrica entre otros”, explicó. Además, señaló, en México no se tienen estudios que analicen los materiales regionales ni los parámetros de diseño en el comportamiento a la fatiga.

Aunado a esto, existen diferentes métodos de análisis de la información que varían en cuanto a criterios de determinación de la vida útil a la fatiga de una mezcla asfáltica evaluada en laboratorio. La disminución de esa vida útil tiene repercusiones en los costos de mantenimiento porque la frecuencia y severidad de las degradaciones aumentan.

Aragón Ruiz puntualizó que para el diseño de pavimentos asfálticos se considera de suma relevancia el criterio de fatiga, que es un fenómeno que se origina en la carpeta asfáltica por ciclos de carga y descarga, es decir, que ésta se deforma por el peso del vehículo al pasar, y cuando se aleja trata de recuperar su posición inicial pero no lo consigue.

“En una estructura típica de pavimento los esfuerzos horizontales se disipan a través de la capa asfáltica, pasando de un valor positivo en la superficie a uno negativo en su fibra inferior. Los esfuerzos generados producen fisuras que luego se reflejan en la superficie; un problema que no se presenta de manera inmediata sino con el paso del tiempo”, indicó.

Su investigación se enfoca en la influencia que tiene la estructura granulométrica de la mezcla asfáltica en su comportamiento a la fatiga. Primero estudió la caracterización del agregado pétreo, seguido del diseño volumétrico de cinco distintas estructuras granulométricas bajo los requerimientos del Protocolo AMAAC (PAMA01/2013, 2013), para un tránsito mayor a 30 millones de ejes equivalentes.

Posteriormente, realizó dos evaluaciones en las que detectó que la estructura granulométrica juega un rol fundamental ante el asfalto. Y finalmente, analizó la fatiga a flexión mediante ensayos en viga en cuatro puntos, todo ello en las instalaciones del Laboratorio de Asfaltos y Mezclas Asfálticas del Instituto Mexicano del Transporte (IMT).

Aragón Ruiz se graduó como ingeniero civil en el Instituto Tecnológico de Oaxaca en 2010; es especialista en el diseño de mezclas asfálticas. Es cofundador y socio de ARA Laboratorio de Materiales y Control de Calidad S.A de C.V, empresa dedicada a estudios de geotecnia, mecánica de suelos, diseño de pavimentos, concreto hidráulico y control de calidad de obra civil. También es docente de Ingeniería Civil y Arquitectura de la Universidad la Salle Oaxaca.

Agregó que decidió estudiar un posgrado en la Facultad de Ingeniería de la UAQ porque ser una institución educativa donde prevalece la motivación por parte de los catedráticos, quienes cuentan con un alto nivel de especialización al combinar la experiencia práctica profesional con la actividad docente e investigadora.

“Es una gran satisfacción que se haya reconocido un trabajo que contribuye a la mejora de la normativa en pavimentos y en el que participaron excelentes profesores especializados de la UAQ, investigadores del IMT, amigos y compañeros. Gracias al apoyo que siempre he recibido por parte de mis padres quienes con amor y trabajo me han educado para ser mejor persona y no tengo palabras para agradecerles ser su hijo”, expresó.