31531162_1782931605099833_2582705311307530240_o

Por: Abiel Jiménez.

Arrancaron formalmente las obras para la edificación del Centro para el Desarrollo de Tecnologías de Construcción, Sistemas Electrónicos y Manufactura Avanzada para la Modernización de la Vivienda de la Facultad de Ingeniería (FI), que estará ubicado a un lado del Laboratorio de Mecatrónica, en Centro Universitario.

Este nuevo espacio conjuntará las áreas de Ingeniería Civil, Automatización, Diseño, Nanotecnología, Electromecánica, Industrial y de Manufactura y Arquitectura, para que estudiantes y profesores realicen investigación multidisciplinaria aplicada. El objetivo es la mejora de los procesos constructivos, reducción de costos y desarrollo de materiales y tecnologías para la optimización de los recursos.

En este sentido, el investigador Dr. Edgar Rivas Araiza, investigador de la FI, explicó que se trata de un trabajo colaborativo de varios años entre académicos; la obra comprende un terreno de mil 250 metros cuadrados con una inversión de 8 millones de pesos derivados de recursos de la misma Facultad y de Fondos Mixtos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

El Centro de Tecnologías para la Vivienda consiste en la tercera fase de una línea de investigación de ciudades inteligentes que se impulsa fuertemente desde hace unos años en la FI y de la que forma parte la Casa Solar Experimental y el Doctorado en Innovación, Tecnología y Hábitat, este último recientemente integrado al Programa Nacional de Posgrados de Calidad.

Se contemplan tres etapas para este laboratorio: el proyecto ejecutivo, la obra de infraestructura y su equipamiento; y finalmente, la obtención de los primeros prototipos que puedan validarse dentro de la Universidad y transferirse al sector productivo.

Las tecnologías que se desarrollarán en dicho Centro serán sistemas constructivos industrializados, sistemas de monitoreo y control automático y sistemas avanzados de manufactura. En cuanto a los dispositivos electrónicos, estarán orientados a verificar el consumo de energía eléctrica, agua y gas, además de ofrecer servicio de seguridad interconectado, entre otras funciones.

El Dr. Manuel Toledano Ayala, director de esta unidad académica, señaló que en 2005 se construyó el muro de reacción para las pruebas de estudiantes de posgrado. Ahora, a 13 años de distancia se levantará un laboratorio formal, que será un espacio de investigación y vinculación que beneficie a la comunidad universitaria.

Por su parte, el Dr. Miguel Ángel Pérez Lara y Hernández, coordinador de la línea terminal en Estructuras de la Maestría en Ciencias indicó que este proyecto se enriquece en un sentido vertical, ya que participan estudiantes de licenciatura y posgrado; en un sentido transversal, pues permite la interacción entre diferentes áreas de la Facultad; y en un sentido global, al proyectar una impacto social.

Al respecto, estudiantes de este posgrado comentaron que este Centro les beneficia directamente para la realización de prácticas y experimentos para su formación, al poder probar, por ejemplo, estructuras modulares, modelos matemáticos, pruebas de vigas, elementos a flexión, entre otros; además de que representa una consolidación de su aprendizaje y un ahorro de tiempo y recursos.