48185521_1495631067235341_9221110221177356288_n

Por: Abiel Jiménez.

Por su labor de vinculación entre academia y sociedad, el Colegio de Arquitectos de San Juan del Río otorgó el reconocimiento de Profesionista del Año 2018 al Mtro. Joel Valencia Camacho, profesor de la Licenciatura en Arquitectura en el campus sanjuanense de la Universidad Autónoma de Querétaro.

Desde hace cinco años se desempeña como catedrático en la Facultad de Ingeniería impartiendo las materias de Taller de proyecto ejecutivo 1, Historia de la arquitectura 2 y 3, Planeación financiera y Seminario de titulación; anterior a esta labor pedagógica, se involucró en el ámbito laboral en las áreas de gobierno, industria y de manera independiente.

“Ha sido muy grato y satisfactorio el hecho de estar titulando a las primeras generaciones de arquitectos en San Juan del Río; para mí ha sido un honor preparar clases y estar al frente de un grupo. Al alumno se le inspira a través del ejemplo, si uno les proyecta éxito ellos lo observan y lo quieren replicar”, indicó.

Dentro del Colegio de Arquitectos SJR está encargado de la vocalía de servicio social; esto le ha permitido vincular los proyectos que la ciudadanía solicita a dicho organización gremial con sus estudiantes, es decir, involucrarlos a los jóvenes universitarios para que éstos puedan utilizar sus conocimientos y habilidades para solucionar problemáticas reales.

Señaló que uno de los proyectos que trabajó con sus alumnos fue en la comunidad de El Mirador, en donde se planeó y diseñó un espacio multideportivo y recreativo, con dos canchas, áreas verdes, culturales y de esparcimiento y salones para educación básica.

Otro de los proyectos que generan impacto en comunidades de escasos recursos es el baño seco, que se pretende implementar en las localidades de Ojo de agua y El jazmín; en estos lugares, a pesar de que hay agua potable, no hay línea de drenaje. El baño seco podría ser una mejor alternativa al generar una composta para la reutilización de los residuos, y evitar que se utilicen cisternas o fosas sépticas que pueden contaminar el suelo y los mantos freáticos.

“A los estudiantes de la UAQ se les inculca la retribución a la sociedad. Realizar esta vinculación desde el Colegio permite desarrollar proyectos reales y acercarse a las personas, trasladarse a las comunidades y conocer sus necesidades. Yo coordiné la gestión y los proyectos, pero fueron los estudiantes los que trabajaron arduamente, a ellos les pertenece este reconocimiento”, puntualizó.