La Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro fue sede de la Reunión “Aspas para Aerogeneradores”, convocada por el Instituto de Investigaciones Eléctricas, el Fondo para el Medio Ambiente Global y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Dicha reunión tuvo como objetivo que instituciones educativas, empresas y centros de investigación dieran a conocer sus capacidades industriales, técnicas y científicas, aplicables al desarrollo y fabricación de aspas para aerogeneradores en México.

El Dr. José Luis Fernández Zayas, director ejecutivo del Instituto de Investigaciones Eléctricas, precisó que esta reunión fue motivada gracias a que en colaboración con la UAQ y otras instituciones, se ha detectado una creciente carencia en la oferta de aspas para aerogeneradores, en el mundo, y destacó que Querétaro cuenta con todas las capacidades para producir competitivamente aspas de clase mundial.

En este sentido, Fernández Zayas indicó que México tiene una gran oportunidad en el campo de las aspas, ya que se pueden brindar servicios a las grandes empresas que hacen sistemas eólicos, pero la mayoría de ellos son desconocidos. Sin embargo, precisó que es necesario realizar alianzas con todos los interesados en la temática, ya que aún se debe desarrollar investigación en este campo.

Asimismo, el Dr. José Luis destacó que “en esta región del país hay una gran tradición para la producción de turbomaquinaria con tecnología propia, y una vez que le ponemos las aspas es una máquina que produce energía a partir del movimiento rotacional, y podemos integrar muchas otras cosas que se fabrican o que podrían fabricarse en esta región, incluyendo los generadores, los sistemas de transmisión. Y es todo esto lo que nos motiva a crear nuevas empresas y probablemente ofrecerle trabajo divertido y bien remunerado a los jóvenes”.

Este proyecto impactará en la economía real, ya que se tiene la mentalidad de crear riqueza y valor y dar oportunidades a los jóvenes, con el fin de ser competitivos a nivel internacional, acciones, que a decir del Dr. Fernández, ya se han logrado en México, de manera muy demostrable en la industria automotriz o en parte de la industria electrónica doméstica.

En el proyecto participan instituciones como el Laboratorio Americano de Energías Renovables Naturales, la Fundación México – Estados Unidos para la Ciencia, el Tec de Monterrey, empresas privadas del país e internacionales, centros de investigación gubernamentales de México y Estados Unidos, así como instituciones públicas.

En la reunión, además de la UAQ, participaron el Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica, el Centro de Investigación en Materiales Avanzados (CIMAV), el Centro de Investigación de Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada (CICATA-IPN), el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (CIDESI), el Centro de Tecnología Avanzada (CIATEQ) y el Instituto de Investigaciones Eléctricas.

Aspas_2015